Se admite a trámite la querella presentada por tres profesores de la UPM contra el decano de la Facultad de INEF por un presunto delito de prevaricación administrativa

Noticia disponible en: https://confilegal.com/20211103-vicente-f-gomez-encinas-decano-de-la-facultad-del-inef-investigado-por-un-supuesto-delito-de-prevaricacion-administrativa/

Los tres profesores están representados por la letrada Eva Gimbernat

El magistrado Hermenegildo Alfredo Barrera Aguirre, titular del Juzgado de Instrucción 13 de Madrid, ha admitido a trámite la querella contra el decano, Vicente F. Gómez Encinas, que le han interpuesto tres profesores del Departamento de Ciencias Sociales de la Actividad Física del Deporte y del Ocio de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), por hacer todo lo posible para que no puedan continuar en la Universidad.

En consecuencia, Gómez Encinas ha sido citado a declarar el próximo 17 de noviembre como investigado para responder por un supuesto delito de prevaricación administrativa (del artículo 404 del Código Penal) que, de materializarse, lo podría dejar fuera de la docencia porque una condena lo inhabilitaría para su ejercicio.

Los tres profesores –José Antonio, María y Miriam–, representados por la letrada Eva Gimbernat, relatan en su querella que, desde la llegada de Vicente Gómez Encinas al Decanato de la Facultad, en 2017, este ha utilizado su doble condición de decano y de miembro del citado Departamento para boicotear de forma arbitraria y constante su promoción profesional.

De acuerdo con los querellantes, pese a las diferentes solicitudes instadas por la dirección del Departamento, que aprobó en tiempo y forma las propuestas de transformación de las plazas de profesores ayudantes doctores a contratados doctores interinos de los tres querellantes, así como la solicitud de la plaza de profesor titular de Universidad de uno de los profesores, el decano se negó a darles curso.

EL DECANO HA ABUSADO DE SU CARGO, SEGÚN LOS TRES PROFESORES

Los tres profesores damnificados consideran que Gómez Encinas ha abusado de su cargo de decano y se ha excedido en las competencias que tenía encomendadas, al no incluir las referidas peticiones en el Orden del Día de las cuatro sesiones de Junta de Facultad que se celebraron después.

En la querella se califica como el comportamiento del decano como de arbitrario y contumaz.

Y se afirma que su propósito fue, desde el principio, el de perjudicar la trayectoria académica de los tres profesores al haber interrumpido y paralizado el curso de la tramitación de las plazas propuestas y aprobadas por el Consejo de Departamento las cuales no pudieron ser sometidas ni a la Junta de Facultad. Ni, en consecuencia, a la Comisión Permanente de la UPM.

Esta situación ha desembocado en un tortuoso procedimiento dilatorio con unos significativos perjuicios económicos, morales y profesionales, de tal modo que uno de los profesores, pese a disponer de la acreditación a profesor titular de la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA), se encuentra actualmente, y desde marzo de 2021, sin vinculación contractual con la Universidad Politécnica de Madrid.

Las otras dos profesoras se hallan en situación terminal, ya que sus respectivos contratos expiran en los próximos meses.

El Consejo Directivo del Departamento de Ciencias Sociales de la Actividad Física, del Deporte y del Ocio de la UPM en su momento instó al decano a incluir las propuestas de plazas de profesores contratados interinos y de profesor titular de Universidad de los tres profesores perjudicados.

Dichas propuestas fueron aprobadas previamente en los Consejos de Departamentos de 18 de noviembre y de 18 de diciembre de 2020. Y tenían que haber sido incluidas como puntos del orden del día en las sesiones de Junta de Facultad.

EL DECANO SE ATRIBUYÓ FUNCIONES QUE NO LE CORRESPONDÍAN

El mero hecho de no incluirlas durante el curso académico 2020/2021, «manteniendo una contumaz postura obstructiva, constituyó una resolución objetivamente injusta, en abierta contradicción con la ley, arbitraria y de manifiesta irracionalidad», dice la querella.

El decano, según la abogada Gimbernat, se atribuyó funciones que no le correspondían, privando a la Junta de Facultad, que es el órgano colegiado, de la posibilidad de evaluar las propuestas efectuadas por el Departamento de Ciencias Sociales de la Actividad Física, del Deporte y del Ocio, para poder dar la correspondiente tramitación ante el Consejo Permanente de la referida universidad madrileña.

A Gómez Encinas le corresponde presidir y convocar la Junta de Facultad, y determinar lo que va en el orden del día de acuerdo con los estatutos de la UPM.